El Rinoceronte Negro

El Rinoceronte Negro


El Rinoceronte Negro

El rinoceronte negro, también conocido como rinoceronte de labio ganchudo, es una especie de mamífero Perisodáctilo de la familia Rhinocerotidae. Su nombre científico es Diceros bicornis, y presenta varias subespecies; de las cuales, dos ya se han extinguido debido a la caza furtiva. El Diceros bicornis brucii y el Diceros bicornis longipes son las dos subespecies que desgraciadamente ya no viven en nuestro planeta.

Su principal diferencia con respecto al rinoceronte blanco es su menor tamaño, su color gris ligeramente más oscuro y su labio en forma de pico prensil. Esta especie suele medir 1,6 metros de altura y ronda los 1500 kilos de peso, lo que lo convierte en el cuarto mamífero más grande de África después del elefante, el rinoceronte blanco y el hipopótamo. Su longitud oscila entre los 3 y los 3,8 metros de largo, mientras que la longitud del primer cuerno puede llegar hasta los 1,3 metros. Su esperanza de vida ronda los 35 años, aunque en cautividad ha podido alcanzar los 44. La forma de su labio se debe a que se alimenta ramoneando las hojas de arbustos y en menor medida árboles bajos, mientras que el rinoceronte blanco come hierba del suelo y tiene un labio recto y ancho. Gracias a esta diferencias en sus dietas, estas dos especies, por lo demás de hábitos muy similares, pueden vivir en el mismo ecosistema. Se sabe que comen hasta 220 especies diferentes de plantas y pueden estar hasta cinco días sin beber agua.

Los rinocerontes negros generalmente se describen como la más agresiva de todas las especies de rinocerontes. Los machos son solitarios y territoriales. Los territorios de las hembras a menudo se superponen y son menos solitarias. Buscan comida en la mañana y en la noche, y duermen o en las horas más calurosas del día.
Alcanza la madurez sexual entre los cuatro y los siete años, y tiene una gestación de entre quince y dieciséis meses. Las hembras están con sus crías hasta los dos años, que es cuando se suele producir el destete, por lo que cada hembra puede parir a intervalos de 2,5 a 4 años.
Debido a su tamaño, el rinoceronte adulto es presa imposible pero sus crías descuidadas serían víctimas fáciles de los leones y hienas, o, más extraño, de los cocodrilos. El rinoceronte negro ha experimentado la caída más drástica de todas las especies de rinoceronte, debido a la caza furtiva y la pérdida de su hábitat. Sin embargo, debido a esfuerzos de conservación, los números se están estabilizando, y subiendo, poco a poco.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...